Marca Personal
El éxito es saber ir inventando el final de tu historia
Marzo 22, 2017
0
El éxito es saber ir inventando el final de tu historia

Je ne t’attends pas au bout d’une ligne droite

Je sais qu’il faudra faire encore des détours

Et voir passer encore des jours et des jours

Mais sans que rien ne vienne éteindre notre hâte

 

Je sais que tu seras au bout de mes voyages

Je sais que tu viendras malgré tous les détours

Nous dormirons ensemble et nous ferons l’amour

Dans un monde réinventé à notre image.

 

Georges Moustaki : La Ligne Droite (Fragmentos)

 

El tiempo es un aliado y un enemigo, mejor dicho dispara fuego amigo y acostumbra a poner los proyectos personales y las situaciones en la picota. Si algo no sucede rápidamente es susceptible de ser perdido para siempre y esto es falso.

Hay situaciones personales que requieren maduración, reflexión y puesta en marcha y son cosas de que no suceden de un día para otro. Las que controlas tu al cien por cien son susceptibles de ser aceleradas en la medida que no dependen de nadie más pero las que estás fuera de tu zona de control necesitan su tiempo que lo marca quien las controla.

Es fácil perder la calma esperando, todo sería más fácil si sucedería al mismo ritmo que avanza el pensamiento pero ni es una situación real ni es deseable. Esperar te hace más fuerte, te convierte en más lúcido y te abre posibilidades de decidir con mayor criterio. La espera tiene sus riesgos porque puede ser que lo que tanto deseabas pierda interés y sea sustituido por otra cosa, otro proyecto u otra persona. Quien espera desespera.

En la vida tienes pocas certezas absolutas, un pesimista te diría que la única es que todo tiene un final y que el final de los finales es tu muerte. La vida está compuesta de pequeñas muertes, al final los ciclos vitales, las estaciones, las plantas necesitan un principio y un fin, un nacimiento y una muerte para que puedan ser. La muerte no es un final si no una etapa de paso de una situación a otra. El optimista te diría que lo importante no es el final si no el camino que estás recorriendo y que por este motivo, por los aprendizajes realizados en el trayecto siempre encontrarás una recompensa u otra que será lo que habrás ido creando mientras estabas en marcha.

Los extremos se tocan y el optimista y el pesimista acaban compartiendo una misma realidad pero con tonos vitales distintos, para uno el camino la espera es la esperanza de que algo buenos sucederá porque  los aprendizajes sólo pueden reportar cosas buenas mientras que para el otro el final será la culminación del fracaso vital, el vacío.

Una vida sin meandros, una vida en línea recta es una vida sin renuncias, sin pequeñas muertes cotidianas y por lo tanto sin aprendizajes. Ya sabes que la vida es contradictoria e incierta, a fin de cuentas nos la pasamos gestionando la incerteza iluminados por aquello que nos da sentido, por lo que es nuestro foco y nos permite seguir avanzando cuando el camino se vuelve complicado. El propio perdón, el perdonarnos y el perdonar a los demás es la consecuencia de una pequeña muerte, es como la fruta que para permitir que crezca un árbol tiene que descomponerse.

El éxito, el amor, el crecimiento, la realización no te esperan al final de una línea recta pero te esperan al final del camino si quieres o eres capaz ser fiel a aquello que te da sentido y tienes la imaginación para ir reescribiendo al final a medida que este se va acercando. Y esto forma parte de la huella que dejas.

 

0

About author

Jordi Collell

Soy Jordi Collell personal brander, socio de Soymimarca, profesor en la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna (Universitat Ramon Llull), economista, coach, marido, padre, colega y sobretodo un apasionado de las personas.

da5acee6f64fd91206c04cd2b3771eaf--umbrellas-parasols-black-white-photography

Pon tu marca personal en buenas manos

Je ne t’attends pas au bout d’une lign...

Seguir leyento
127618_original

¿Cuánto más enseñas más espacio tienes para tu privacidad?

Je ne t’attends pas au bout d’une lign...

Seguir leyento
artlimited_img24-01

La paradoja de la independencia dependiente

Je ne t’attends pas au bout d’une lign...

Seguir leyento

There are 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *