Marca Personal
No ser uno más, ser el elegido
Abril 8, 2017
0

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «¡No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
«¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando «¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar…

Cesar Vallejo: Masa

Cuando los demás no quieren dejarte ir, cuando lloran tu ausencia es que has dejado huella. Tu huella es ambivalente reafirma tu presencia y alivia el vacío de tu ausencia.

Presencia y ausencia son dos formas de tratar el recuerdo y van unidas al concepto de marca personal. Saint-Exupery decía en su libro Carta a un Rehén algo así como que a los muertos hay que hacerlos muertos porque es en su papel de muertos que recuperan de alguna forma su presencia. Es el gran poder de la marca de las personas.

El poder de cada uno es enorme si sabemos distanciarnos de la masa para ser precisa y simplemente nosotros sabiendo estar al mismo tiempo al mismo nivel que los demás. Estar lejos significa aislamiento, confundirse representa rebajarse, distinguirse ni que sea por la capacidad de mirar más lejos es reafirmar la identidad para ser tenido en cuenta.

Para ser digno de confianza tienes que ser como los demás, codo a codo, compartiendo las asperezas y las mieles del día a día pero aportando un toque diferencial.

Cuando todos miran hacia delante siempre hay alguien que tiene la vista fijada en el horizonte y que ve venir las oportunidades y los peligros y que sabe leer el mensaje de las nubes. Cuando todos siguen el mismo ritmo siempre hay alguien parece que baila con un son distinto. Y estos alguien son recordados precisamente por haberse distinguido mientras el resto se extinguía en la monotonía.

El egoísmo forma parte de la monotonía de la masa, centrarte simplemente en ti mismo te iguala con todos aquellos que hacen lo mismo y que son mayoría. Pensar en los demás, en aquello que puedes hacer por ellos, tener una propuesta de valor, te acerca y al mismo tiempo te distingue. Dos caras de una misma moneda que te hacen ser conocido y reconocido.

Si vives de acuerdo con unos principios que hacen que te respetes a ti mismo y a los demás te sitúas más cerca de su corazón y te acaban recordando.

Si te distingues pero sigues al lado de los que te necesitan acabarás siendo elegido, no lo dudes. Que te elijan es una consecuencia natural que ni sale de la nada ni se improvisa si no que se crea con el trabajo diario.

Y cuando no estás los demás no sólo hablan bien de ti si no que te echan de menos y el poder de tu marca les sigue iluminando durante tu ausencia aunque esta sea permanente. Al final tu marca te transciende.

Imagen @Tommy Inberg

1

About author

Jordi Collell

Soy Jordi Collell personal brander, socio de Soymimarca, profesor en la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna (Universitat Ramon Llull), economista, coach, marido, padre, colega y sobretodo un apasionado de las personas.

127618_original

¿Cuánto más enseñas más espacio tienes para tu privacidad?

Al fin de la batalla, y muerto el combatiente, vin...

Seguir leyento
artlimited_img24-01

La paradoja de la independencia dependiente

Al fin de la batalla, y muerto el combatiente, vin...

Seguir leyento
trampa del futuro

La trampa del futuro previsto

Al fin de la batalla, y muerto el combatiente, vin...

Seguir leyento

There are 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *