Autoconociento Marca Personal
Pon tu marca personal en buenas manos
Agosto 10, 2017
0

“La cultura líquida moderna ya no siente que es una cultura de aprendizaje y acumulación, como las culturas registradas en los informes de historiadores y etnógrafos. A cambio, se nos aparece como una cultura del desapego, de la discontinuidad y del olvido.” 

ZYGMUNT BAUMAN Del libro: “Sobre La Educación en un Mundo Líquido: Conversaciones con Ricardo Mazzeo”

La traducción del desapego en la vida cotidiana es ir a salto de mata. En las personas puede ser una medida de defensa ante la falta real de conocimiento, credenciales y referencias. Quien no puede hacer frente a los retos que aleatoriamente se van presentando, quien no tiene fondo cultural suficiente para irse adaptando a las exigencias de la realidad o simplemente quien es suficientemente inconsciente para valorar solo su aportación menoscabando la de los demás acaba saltando de tejado en tejado sin más paracaídas que un paraguas raído.

En el mundo de la marca personal va siendo cada vez más frecuente encontrar advenedizos o perpetuos que lanzan constantemente botes de humo para dar la sensación de que se mueven y de que están arraigados en un mundo que les engulle a cada paso. Las redes sociales favorecen esta situación porque es relativamente fácil alimentar diálogos a partir de la nada dando la sensación de que se está haciendo una aportación singular. Y esto emponzoña y desvirtúa el panorama profesional porque puede ser fácil acabar como con el coaching, un reino de taifas en el que prima más la cantidad que la calidad.

Y al final cualquiera puede hablar como un experto y los medios son incapaces de comprobar as fuentes.

Nos quejamos de que muchas iniciativas no tienen el eco suficiente por parte del público para que sean económicamente rentables y lo cierto es que el mercado no es en absoluto ciego ni sordo pero si todo lo contrario, es muy exigente.

Me preguntan a menudo que características debe tener un personal brander para ser merecedor de este nombre y, pesar de que no es una tarea fácil, me atrevo a resumirlo en los siguientes puntos;

  • Formación: El personal branding es un mundo interdisciplinario pero lo mínimo que se puede exigir a un profesional que va a tener en sus manos las entrañas y la reputación de un cliente es que tenga un mínimo de formación avalada. La experiencia no sirve de contrapeso frente a una falta de formación. Yo no confiaría mi marca a alguien sin credenciales académicas demostrables.
  • Experiencia: El personal branding no es sólo un proceso de gestión de la visibilidad. Un profesional que tiene a su cargo la gestión de la identidad de sus clientes y de su reputación debe poder demostrar experiencia en gestión  de procesos complejos. Yo recomiendo en revisar el historial de cualquier candidato para ver si dispone del background suficiente para poder empatizar con la situación de cada cual y miraría en su recorrido profesional el balance de éxitos y fracasos que acumula. Ya sabemos que de los fracasos se aprende pero un perdedor nato mejor que se dedique a sus asuntos antes que a los de los demás. Y por cierto quien no haya tenido responsabilidades directivas y vivido en sus carnes la experiencia de la gestión que no tenga la  desfachatez de querer asesorar a directivos y profesionales en su proceso de gestión de su propia marca.
  • Método: Sin método vamos directos al caos. Es bueno preguntar como desarrolla sus sesiones y de que elementos se dota para realizar su trabajo. En caso de no verlo claro mejor buscar a otro que si sepa demostrar que tiene un método claro.
  • Creación propia: Hay personas que viven de lo que producen y otras que se aprovechan de los que producen los demás. Es cierto que vivimos en una permanente simbiosis en lo que al conocimiento se refiere y que todos  bebemos de fuentes ajenas, precisamente en esto se basa la cultura en mayúsculas pero las interpretaciones de la realidad son genuinas y nos diferencian porque cada cual tiene su propia visión y quien no es capaz de explicarla se diluye en el lodo de la banalidad y no aporta. Mirar las publicaciones y separar el grano de la paja es un ejercicio más que recomendable antes de escoger a un personal brander.

Y de momento lo dejamos aquí. Espero haber aportado un poco de claridad para poder hacer una elección responsable.

Imagen @Rodney Smith

0

About author

Jordi Collell

Soy Jordi Collell personal brander, socio de Soymimarca, profesor en la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna (Universitat Ramon Llull), economista, coach, marido, padre, colega y sobretodo un apasionado de las personas.

127618_original

¿Cuánto más enseñas más espacio tienes para tu privacidad?

“La cultura líquida moderna ya no siente que es...

Seguir leyento
artlimited_img24-01

La paradoja de la independencia dependiente

“La cultura líquida moderna ya no siente que es...

Seguir leyento
trampa del futuro

La trampa del futuro previsto

“La cultura líquida moderna ya no siente que es...

Seguir leyento

There are 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *